En el país del agua, ¿cuántos se dedican a la pesca?

Por Equipo Hanna | Hace 4 meses 3 días en Noticias | Comentarios

En un país con dos océanos y un sinnúmero de ríos y espejos de agua dulce, se sabe poco sobre la pesca y los aportes que hacen quienes ejercen este oficio.

En Colombia ha crecido la conciencia frente a la importancia de la población campesina. Esta, sin duda, juega un papel fundamental en la seguridad alimentaria del país y en las prácticas y tradiciones ligadas a lo colombiano.

En cambio, y a pesar de que el país cuenta con dos océanos y un sinnúmero de ríos y espejos de agua dulce, se habla menos de la pesca y de los aportes que hacen quienes ejercen este oficio.

¿Cómo se encuentra Colombia en pesca y acuicultura?

La AUNAP estima que hay más de 300.000 pescadores en Colombia, de los cuales 121.000 están formalizados, y ha caracterizado 2.700 acuicultores artesanales en el país. Por su parte, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural estima que en el país hay 36.464 unidades productivas en acuicultura.

En 2021, la pesca y la acuicultura alcanzaron una producción de 300.163 toneladas, de las cuales 192.521 —principalmente de tilapia, cachama, trucha y camarón— fueron aportadas por la acuicultura y 107.641 por la pesca, según reportes del SEPEC-AUNAP.

Esta producción se destina mayoritariamente al mercado interno, donde el consumo per cápita de pescado pasó de 6,9 kilogramos anuales en 2018 a 9,6 en 2022, según el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

El año pasado, se exportaron 35.705 toneladas, entre las cuales resaltan especies como tilapia, trucha, camarón y atún. Ese mismo año, las importaciones de pescado superaron a las exportaciones, con 114.951 toneladas de productos pesqueros y acuicultura, informa MinAgricultura.

Finalmente, el aporte de este sector productivo al Producto Interno Bruto –PIB– es del 0,2%, y al PIB agropecuario del 3,3%.

Pesca artesanal y pesca industrial en Colombia

En nuestro país la pesca artesanal e industrial se encuentran clasificadas dentro de la pesca de consumo, según lo establecido en el artículo 12 del decreto 2256 de 1991.

Se entiende como pesca artesanal la práctica “que realizan pescadores de forma individual u organizados en empresas, cooperativas u otras asociaciones, con su trabajo personal independiente, con aparejos propios de una actividad productiva de pequeña escala y mediante sistemas, artes y métodos menores de pesca”, y cuya captura desembarcada se hace por volumen en sitios pesqueros y sitios de acopio.

La pesca industrial se diferencia de la artesanal por la utilización intensiva de embarcaciones, así como por las artes de pesca y métodos que permiten ejercer el oficio en un radio de acción amplio para obtener grandes volúmenes de peces (artículo 12 del decreto 2256 de 1991). De igual forma, sus desembarcos se realizan en municipios con puertos pesqueros industriales.

2022, año para resaltar la pesca y la acuicultura artesanales

El 2022 es el Año Internacional de la Pesca y la Acuicultura Artesanales. Así lo declaró la Organización de las Naciones Unidas –ONU–, como “reconocimiento a los millones de pequeños pescadores, acuicultores y trabajadores del pescado”, cuya labor es fundamental en la lucha contra el hambre.

La declaración busca que los gobiernos comprendan el aporte de las personas que se dedican a estos oficios a “la seguridad alimentaria y la nutrición, la erradicación de la pobreza y el uso sostenible de los recursos naturales, con lo que se incrementa la conciencia mundial y la acción para darles apoyo”.

Para el organismo internacional, la pesca artesanal y la pesca en pequeña escala se refieren a la extracción de peces con “unidades de producción relativamente pequeñas, con pocos insumos y producción, y niveles bajos de tecnología o inversión de capital”. En estos conceptos, la pesca deportiva o recreativa no está incluida.

La pesca en el mundo

Cifras de la FAO publicadas en 2022 indican que unos 58,5 millones de personas trabajaban en el sector primario de la pesca. Al incluir también los trabajadores del sector secundario y de subsistencia, así como los familiares a su cargo, se tiene que alrededor de 600 millones de medios de vida dependen, al menos parcialmente, de la pesca y la acuicultura (puede leer el informe aquí).

A nivel mundial, la producción pesquera y acuícola llegó al récord de 214 millones de toneladas en 2020. De estas, 178 millones corresponden a animales acuáticos y 36 millones a algas. El consumo per cápita fue de 20,2 kg ese año, sin contar el consumo de algas, lo que representa más del doble del promedio per cápita registrado en la década de 1960, cuando fue de 9,9 kg.

Fuente: Más Colombia
Comentarios