Cuidado con las etiquetas de ‘acuicultura sostenible’

Por Equipo Hanna | Hace 8 meses 3 semanas en Noticias | Comentarios

Cuando los consumidores buscan comprar productos amigables con los animales y el planeta, muchos recurren a los esquemas de etiquetado como guía.  Pero no siempre esta táctica es la que da mejores resultados.

Cuidado con las etiquetas de ‘acuicultura sostenible’. El problema es que los consumidores no se dan cuenta de que la mayoría de los esquemas de certificación de acuicultura sostenible no tienen en cuenta el bienestar animal en absoluto. Essere Animali ha lanzado una nueva campaña contra el etiquetado engañoso en la acuicultura.

De acuerdo con el Reglamento del Mercado Común para la pesca y la acuicultura de la UE, las actividades de acuicultura sostenible incluyen la protección del medio ambiente, la salud y el bienestar de los animales.

Del mismo modo, la Organización Mundial de Sanidad Animal (WOAH) reconoció a los peces como seres sintientes, capaces de experimentar sentimientos como el miedo y el dolor. Y su bienestar se menciona explícitamente en todos los documentos oficiales que tratan sobre la sostenibilidad en la acuicultura.

Desde las Directrices Estratégicas de Acuicultura de la Comisión Europea hasta las directrices para empresas desarrolladas por la Global Reporting Initiative. En otras palabras, el bienestar animal es intrínseco a la sostenibilidad.

En la actualidad no es así

Los esquemas de certificación que no protegen el bienestar de los peces no harán nada para aliviar el dolor y el sufrimiento innecesarios que sufren estos animales en la acuicultura. Prácticas como altas densidades de población, falta de enriquecimiento ambiental y mala calidad del agua. Así como procedimientos dolorosos (recolección de huevos/semen, vacunas, captura para el transporte). Y sacrificio sin aturdimiento, son muy estresantes y conducen a resultados de bienestar deficientes para los peces.

Una encuesta realizada por Compassion in World Farming y YouGov en mayo de 2020 encontró que el 63 % de los participantes no tenían claro si los esquemas de certificación existentes eran capaces de velar por el bienestar de los peces. Pero el 78 % cree que deberían hacerlo.

De hecho, un estudio reciente encontró que el bienestar de los peces es un factor importante para los consumidores. Y que es más probable que paguen por una etiqueta orgánica si saben que la certificación que la respalda aborda la necesidad de que estos animales tengan una existencia digna.

Nueva campaña: Acuicultura insostenible

Con la nueva campaña de Essere Animali, Acuicultura insostenible, la organización está criticando un esquema de certificación italiano desarrollado por el Ministerio de Agricultura. Junto con la asociación italiana de productores de pescado, API por no abordar el tema del bienestar animal.

El esquema permite que los productos pesqueros se etiqueten como «acuicultura sostenible». Sin ninguna mejora específica en el ámbito del bienestar animal.  Lo que, según Essere Animali, engaña a los consumidores.

Medidas

Essere Animali propone cuatro medidas principales que deberían tomarse en cuenta para certificar la acuicultura como sostenible.

  • Incluir una definición clara e inequívoca de los que es el bienestar animal.
  • Velar porque el aturdimiento sea eficaz.
  • Establecer densidades máximas
  • Imponer requisitos de calidad del agua.

Los esquemas mundiales de certificación de pescado bien conocidos también se quedan cortos en cuanto al bienestar. El Aquaculture Stewardship Council (ASC) está desarrollando actualmente nuevos indicadores de bienestar de los peces. Que incluyen requisitos de aturdimiento, pero ignoran los estándares de bienestar durante la fase de cultivo. Está prevista una consulta pública de estos indicadores a finales de año. Cuidado con las etiquetas de ‘acuicultura sostenible’.

Fuente: Econoticias

 

Comentarios