Blog

Se encuentra usted aquí

Bioplasticos

Las propiedades del ajo como desinfectante y microbicida no son un mito. Ahora se ha aprovechado  para fabricar un envase de plástico biodegradable que conserve frutas y verduras. Además, este aditivo se incorporará en pequeñas cápsulas para evitar el problema del mal olor.

Se trata de aditivos con propiedades antimicrobianas y anti fúngicas, es decir, combaten las bacterias y mohos que pueden surgir en los vegetales y provocan enfermedades como la salmonelosis. Los investigadores obtienen estos principios activos mediante un proceso de extracción orgánica a partir de una pasta hecha con ajos. Para evitar el fuerte olor, los aditivos se incorporan en pequeñas cápsulas que se insertan en los poros de la capa del plástico en contacto con los vegetales. Las cápsulas del plástico comienzan a actuar progresivamente, desde el mismo momento del envasado. De esta forma, tenemos un mayor control sobre el proceso de conservación, ya que la liberación se sostiene en el tiempo. Esto aumenta la vida útil del producto y, por tanto, su valor económico.

En Estados unidos se presentan anualmente en promedio 10,000 muertes debido a la contaminación de los alimentos.  Muchos más se enferman lo suficiente como para requerir atención médica de emergencia. El Colegio Americano de Médicos de Emergencia (ACEP) recomienda que usted tome medidas para prevenir el contagio de cualquier tipo de enfermedad derivada de la ingesta de alimentos contaminados.  Las personas deben cocinar sus comidas completamente, tales como la carne, las aves y los huevos. Los frutos secos (como las almendras y piñones crudos y el coco seco) pueden ser un vehículo para los patógenos que se transmiten por los alimentos y han causado brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos. Los manipuladores de frutos secos deberían considerar la Salmonella y la E. coli entero hemorrágica como un importante riesgo para la salud pública en sus sistemas de análisis de peligros y puntos críticos de control (sistemas HACCP).Es necesario el compromiso de la industria para minimizar el riesgo de contaminación de los alimentos durante toda la cadena de valor. Hanna Instruments cuenta con equipos medidores de cloro en línea como el PCA 310 para la salinización de alimentos.

Bogotá D.C.

Carrera 98 No 25G-10 Bodega 9, Bogotá Ver mapa
(571) 5189995

Cali

Avenida 4 Norte N° 6N-67, Edificio Siglo XXI, Oficina 208, Cali Ver mapa
(572) 3967316

Medellín

Carrera 48 NO. 20-34 Torre 1, Oficina 814 Centro Empresarial Ciudad del Rio, Medellín Ver mapa
(574) 4233334

Barranquilla

Carrera 51B NO. 80-58, Oficina 510, Edificio Smart Office, Barranquilla Ver mapa
(575) 3201325